Vivir

A veces frenamos por el miedo que nos produce no saber qué pasará ni qué será de nuestras vidas. Por no saber que habrá después. Tomando esta decisión, nos cerramos puertas y cortamos carreteras. Carreteras de las que desconocemos su velocidad permitida, aunque probablemente nuestra vida vaya mucho más deprisa. Desconocemos su paisaje, aunque probablemente nuestra vida sea mucho más oscura y tenebrosa. Como cuando hay niebla, pero día tras día. Pero lo que más nos aterra, es un final que no sabemos hacia qué lugar va, ni a qué velocidad. Temiendo que por una vez seamos nosotros los lentos. Los lentos en asimilar que el viaje ha terminado y no nos ha dado tiempo ni a leer los carteles que íbamos pasando. Y entonces nos darán igual las malas decisiones que tomamos y las oportunidades que se nos escaparon porque ya no habrá ningún radar que pueda medir la intensidad de lo vivido. Y ese, es el mejor destino.Processed with VSCO with g3 preset

Anuncios

Verso a beso

Extremoduro en bucle

cada domingo de octubre.

Estoy sola pero en buena compañía.

Ella si es fiel, amor, ella es mi poesía.

Quiero un hijo con sus versos

y que nos salgan estrofas de gemelos.

De arte mayor

o de arte menor.

Poesía y yo

No encuentro

una

rima

mejor.

img_20161018_012616

img_20161018_012616-copia

TIME

Puede parecerte la persona más segura del planeta si no la conoces. Incluso, en ocasiones, puede parecerte algo fría. Pero por dentro vive insegura. Siempre ha sido así, esto no es nada nuevo para mí. Pero las agujas del reloj pasan y muy a mi pesar, el tiempo nos distancia.

Ya no eres tan pequeñita ni llevas dos coletitas tan perfectamente peinadas. Que mona estabas. He de reconocer, que no eres lo más fácil del mundo para conocer, pero si alguien entra dentro de ti. Allí, muy al fondo. Donde el calor de tu corazón es el único abrigo ante cualquier desesperación. Entonces, y solo entonces, querrán acampar en tus labios y escalar tu espalda para siempre. Y  a nada que observen un poco tu rostro se toparán con unos ojos que tienen y quieren respuestas. Pero aun así no sabrían que podrían encontrar un mundo en tu cabeza si tuviesen la destreza de espiarte mientras duermes.

15

 

Quererte creer

Nunca creí en muchas cosas. Pero creía en ti. Creía en tu forma de hacerme perder los nervios cada vez que intentábamos planear algo. Pero creía aún más en la manera que tenías de hacer que perdiese la cabeza cada vez que sonreías. Me gustaba creer en ti. Me gustaba creerte y mucho, muchísimo más, quererte. Querer verte a cualquier hora, querer que me hicieras reír, querer que me quisieras. Y mucho, muchísimo más, querernos. Sé que es una palabra fuerte, querer a alguien conlleva muchas cosas. Pero tú lo hacías tan fácil que no se me ocurría pensar que tuviese algún tipo de complicación o que algún día pudiera caerme de entre tus brazos. Aun que he de reconocer que a mí a veces me costaba, se me hacía cuesta arriba y con fatiga. Y entonces venías tu a empujarme, a llevarme a la llanura para enseñarme la puesta de sol tan maravillosa que escondían tus manos. Nunca antes un paisaje me había acariciado el alma de tal manera que perdiese la vida en un suspiro tan profundo como quererte. Como creerte.PicsArt_04-29-10.43.38

¡¡¡Sorpresa!!!

Hola a todos!!! Este post es completamente diferente a cualquier otro que hay en mi blog pero la ocasión lo merece. Hoy os traigo algo que espero que os cause tanta ilusión como a mí. Llevo mucho tiempo queriendo tener un trato más cercano con todos vosotros y tras mucho pensarlo, por fin ha llegado el día. Y como no, tenía que ser en martes. Porque si, porque amo los martes. Quería compartir esto con vosotros porque al fin y al cabo sois mi familia virtual y el verdadero motivo de que hoy…………..

Processed with VSCO with b1 preset

……abra MI CANAL DE YOUTUBE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Solo espero poder complaceros, de la misma manera que he hecho con mis letras, con mi voz. Así que os espero en mi canal cada martes, con las mismas ganas que os voy a esperar aquí. Que haya dado este salto a YouTube no significa que vaya a dejar de lado mi blog, al fin y al cabo este salto es por todos vosotros que estáis leyendo esto y sin vosotros nada de esto sería posible. No me queda mucho más que decir, solo agradeceros de corazón que me leáis cada martes, que estéis aquí y que os gusten tanto mis vídeos como mis posts.

Nos vemos a las 21:00 en YouTube (Lora vic). Dejaré el link sobre las 21:00 en mi biografía de Instagram por si preferís acceder desde allí.

¡¡¡¡GRACIAS por tanto y muchos muchos muchos BESOS!!!!

El amor mueve montañas

No conocía la depresión y me di con ella de bruces ante la persona de la que me había enamorado. Creo que es de lo más complicado que puede salir adelante. Perdí muchas veces la esperanza, él la buscó sin descanso y me la regaló mil veces. Yo en pijama, con mi cara sin lavar, los ojos tristes llenos de legañas, el pelo despeinado y la boca seca y entreabierta para seguir respirando, lo eché de mi vida y lo aparte de mí.

fb_img_1462456268227

Le hice ver todo lo malo de mi misma y no le di esperanza alguna, pero a él no le importó. Ni siquiera se apartó unas horas, quería luchar y ganar sin saber que medios requiere esta batalla, sin conocer a su enemigo. Me cuidó como nunca antes me había cuidado nadie, me trató con delicadeza y se enfrentó a todo de cara, sin miedo, con una valentía que ni el mismo reconocía. El amor mueve montañas, y también las salva.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Miss

Nunca he sido muy de despedidas porque me cuestan, me duelen, me faltan. Me falta el frio del invierno y un café caliente en el bar de mi pueblo cada viernes. Me faltan los besos de buenas noches y un “baja, te estoy esperando”. La verdad es que decir adiós me cuesta lo suyo porque sé que va ligado a echar mucho de menos y eso es algo que no llevo demasiado bien. Aunque no creo que sea malo, quiere decir que se quiere, que te quiero. Pero joder, siempre me ha gustado verte ayer, hoy, mañana y pasado. Eso es lo que voy a echar realmente de menos, el pasado. Aquel tiempo, a nosotros en aquel tiempo. Aunque no te lo parezca, esto me deja muy confundida porque no sé a dónde voy sin ti, sin nosotros. Y cuando uno no sabe a dónde va, es mejor no llevar a nadie por si lo pierde. Con perderse a sí mismo, es suficiente…

Processed with VSCO with b1 preset

1 SEP. 2016

Processed with VSCO with f2 preset

Llegan los nervios previos a un examen. Los abrazos y besos de reencuentro. El tiempo con un poco de frío y un jersey. Llegan las maletas previas a una despedida. Los abrazos y besos en el andén despidiendo un tren sin saber cuándo va a volver. Llegan muchos “te echaré de menos”. Pero hay poco tiempo para vernos. Llega empezar, o acabar. Crecer y dejar atrás.    Llega septiembre. Con un poco de frío y olor a miradas que no se volverán a ver. Pero se está bien.

 

Septiembre, siempre triste

 

Septiembre, siempre triste

Ya no somos lo que un día fuimos, ha llovido mucho desde entonces y solo queda el recuerdo vago de lo que fuimos, pequeñas cicatrices que, de verlas, nos hacen evocar algo que ya no podemos sentir, sino sólo visualizar. Y debemos cargar con ese álbum de fotos siempre, sin posibilidad de dejar de mirar, aunque sea un poco, hacia atrás. Sin dejar de preguntarnos si los caminos que tomamos fueron los correctos. Y no consigo olvidar aquel día en el que papá desmontó el columpio porque se estaba oxidando, y juró repararlo pronto, pero el tiempo ha pasado y nosotros hemos crecido, y aquel capítulo se quedó colgado, nada de punto y final, sólo unos puntos suspensivos a los que asoma un gran precipicio. Un capítulo de una historia que jamás pasará del prólogo porque ya no somos los mismos.  Aquel día se me empezó a quemar algo por dentro hasta que me convertí en mi propio infierno. Intenté seguir hacia delante pero el pasado siempre vuelve y no podemos correr más que los recuerdos. A mí me pesan las piernas, y el paso del tiempo. Me pesa aquel verano de insomnio y sexo, de largas noches de cervezas en el bar y de fiestas en el pueblo. Aquel verano de querernos hasta rozar lo incómodo. Aquel verano de todo eso que se perdió en septiembre, un día de lluvia, y fue como despertar del sueño más bonito del mundo. Solo que esta vez, todo era real, y ojalá no lo fuese. Septiembre, siempre triste, me desespera y me cuesta seguir cuando intuyo que lo que me espera no será mejor que todos aquellos maravillosos días de mierda.

Memories

Memories

Somos quienes somos gracias a lo que aprendemos y recordamos. Sin memoria seríamos incapaces de percibir, aprender o pensar, no podríamos expresar nuestras ideas ni tendríamos una identidad personal, porque sin recuerdos sería imposible saber quiénes somos y nuestra vida perdería sentido. Aunque debo decir que tampoco es bueno tener constancia de todos los recuerdos porque si recordásemos todo estaríamos tan enfermos como si no recordásemos nada. Me atrevo a decir que en ocasiones desearía no acordarme de todo. En especial de los momentos malos, que son los que más intensamente recuerdo y los culpables de mi insomnio noche tras noche. No se muy bien quien tiene la culpa, si la vida por ser tan puta o yo por dejar que me putee. Si me permitís daros un consejo, VIVIR y reír hasta que tengamos los labios tan desgastados que ni siquiera podamos quejarnos de lo mal que nos pueda tratar la vida.

Tempus fugit

img_20160806_174754_1470526386546.jpg