No pierdas tu tiempo en llamarme “Feminazi”

WhatsApp Image 2019-03-08 at 17.23.44

Esta es mi abuela. Y detrás de la cámara estamos mi madre y yo. Ayer me preguntó si quería ir con ellas a la manifestación por la lucha de la mujer. Ni siquiera me lo pensé, pasar tiempo con ellas es un regalo. Y reivindicar nuestros derechos juntas ha sido la hostia. Se que mi abuela se va a enfadar cuando lea esa “palabrota” pero es que es la verdad. Ha sido un golpe de realidad brutal. Ella se ha criado en el patriarcado más profundo con un machismo muy severo. Mi abuela tiene 76 años y ha sido capaz de evolucionar (casi) al ritmo que lo hacía la sociedad. Ha sido capaz de crecer, de abrir la mente y los ojos. Y os juro que he podido ser partícipe de ese proceso. De como reducía comentarios machistas y le daba una oportunidad a la igualdad y a la diversidad. Que ella y sus amigas se hayan quitado la venda de los ojos quiere decir que podemos hacerlo todos. Existe una brecha de género y negar esto solo demuestra la falta de información de una persona. En España una mujer gana casi 6.000 euros menos al año de media que un hombre por el mismo trabajo. Las mujeres tienen un 30% menos de posibilidades de ser citadas a una entrevista laboral. Solo 3 de cada 10 empresas españolas tienen a una mujer directiva. Hay 7 rectoras de universidades públicas y 10 de privadas… y un largo etcétera. Desde 2003, 973 mujeres en España han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. El 56% de los jóvenes de nuestro país defiende posiciones machistas o niega la desigualdad de género. Con estos datos solo busco concienciar de que el motivo por el que luchamos es real. Atentar contra esta por la radicalidad de las propuestas de algunos colectivos más o menos extremos es una escusa porque no hace falta ser especialista en materia para unirse a un movimiento con tanta historia detrás y que tanto nos necesita a todos unidos. Luchar por separado significa perder juntos y ridiculizar la lucha solo es mostrar miedo. Se trata de que los hombres tengan sus derechos y nada más, y que las mujeres tengan sus derechos y nada menos.

Quiero poder jugar al fútbol sin que me llamen marimacho. Quiero dejar de escuchar lo que no puedo hacer porque “las chicas no hacen eso”. Las chicas hacen y harán lo que les de la real gana. Quiero que mis hermanos no se avergüencen de decir que han jugado con muñecas. Quiero que las tareas domésticas son sean mi obligación, ni la de mi madre, ni la de mi abuela. Quiero poder ir sola por la noche. Quiero que dejen de enviarse mensajes para avisar de que ya estamos en casa y vivas. Quiero que mi madre deje de preocuparse cada día por si un día no llego a mi casa. Quiero ser libre y quiero ser mía. Quiero poder decidir sobre mi y sobre mi cuerpo. Quiero vestir como me de la gana. Quiero bailar y enseñar lo que me apetezca sin que se me etiquete como guarra. Quiero que se me respete por lo que soy. Quiero ser yo, Laura, y no la novia de o la ex de. Quiero que no pase nada si el color favorito de mi hija no es el rosa o el deporte favorito de mi hijo no es el fútbol. Quiero que todo sea de todos. Los juguetes, el deporte, las tareas, los trabajos, las carreras universitarias, la calle de día y de noche y el miedo NO tienen género.

Se esperaban ciertos comportamientos “adecuados” de nosotras. Se esperaba que estuviésemos siempre calladas. Y ahora, pueden esperar sentados. Por las que quieren y no pueden, por las que quieren y podrán, por las que se quedaron por el camino, por las brujas, por las que mataron. Todas gritamos. Todas luchamos. Todas somos una. Todos somos más. Suma con nosotras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s