Quererte creer

Nunca creí en muchas cosas. Pero creía en ti. Creía en tu forma de hacerme perder los nervios cada vez que intentábamos planear algo. Pero creía aún más en la manera que tenías de hacer que perdiese la cabeza cada vez que sonreías. Me gustaba creer en ti. Me gustaba creerte y mucho, muchísimo más, quererte. Querer verte a cualquier hora, querer que me hicieras reír, querer que me quisieras. Y mucho, muchísimo más, querernos. Sé que es una palabra fuerte, querer a alguien conlleva muchas cosas. Pero tú lo hacías tan fácil que no se me ocurría pensar que tuviese algún tipo de complicación o que algún día pudiera caerme de entre tus brazos. Aun que he de reconocer que a mí a veces me costaba, se me hacía cuesta arriba y con fatiga. Y entonces venías tu a empujarme, a llevarme a la llanura para enseñarme la puesta de sol tan maravillosa que escondían tus manos. Nunca antes un paisaje me había acariciado el alma de tal manera que perdiese la vida en un suspiro tan profundo como quererte. Como creerte.PicsArt_04-29-10.43.38

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s