Terminal

687474703a2f2f332e62702e626c6f6773706f742e636f6d2f2d623379634368663576616b2f5563723556664b613662492f4141414141414141414d302f704f45687942416a2d32342f73313630302f74756d626c725f6d6236666130646559

No quieras saber las veces que he pensado que tú y yo no somos más que una mesa de algún bar situado en medio de un aeropuerto intensamente transitado; con mil vidas turísticas que embarcan y desembarcan sonrisas. Yo solo intento no pasarme con el peso de los sentimientos y te olvido cuando bajas de un avión y te busco cuando subes en otro porque solo puedo invitarte a una taza de café, algún que otro cigarrillo en el baño y conversaciones que no llegan a ninguna parte. Por eso nunca me molesto en retenerte, porque sé que no tengo nada que ofrecerte que vaya a hacer que te quedes.

Eres como una luz parpadeante. Cuando vuelves, ocupas todo, me paralizas y entonces es cuando yo quiero apagarte. Pero cada vez que te vas, y veo como luces cada vez menos, noto un enorme hueco en el pecho que solo me causa desconcierto y no saber qué es lo que quiero. Es una lucha mente-corazón y yo siempre he sido muy de lo segundo, joder. Pero eh, de madrugada cogiste el primer vuelo, y luces (y dueles) cada vez menos.

Me dueles

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s