La noche es menos noche

No tenía mucho que ofrecerle; un par de ojos rotos, un hueco en el pecho y una taza de café. Sinceramente, ni siquiera sé por qué decidió quedarse, a nadie le gustan los desastres. Quizás el truco sea entregarse como si nunca fuera a doler, como si mañana fueran a prohibirlo todo. La verdad es que no soy una persona que suela creer en la magia, pero hay personas que lo son y él es una de ellas. Desde entonces la noche es menos noche y la alegría abunda mis días. No sé qué es lo que pasa o qué es lo que me está pasando pero espero que nunca deje de pasarme. Y si aun así las cosas no salen bien es porque no les estamos abriendo del todo las puertas, y estoy dispuesta a romperlas todas por ti.
 IMG-20160416-WA0034
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s