Dad.

Debería felicitarte todos los días durante el resto de mi vida. Hoy por cumplir años, pero el resto, a veces por sacarme tantas carcajadas como segundos tiene un día; en cambio, otras, por decirme que no y por corregirme y enseñarme a hacer las cosa bien. Pero a fin de cuentas, gracias por quien soy. Por regalarme incluso todos y cada uno de tus suspiros. Por abrirme los ojos ante el futuro, futuro que también es tuyo, porque estás en todos mis planes.

Valiente, leal, humilde.
Me das la mano tantas veces como caiga, o tantas veces como te la pise.
Tierno, feliz.
Te desvives por darme la vida, sin darte cuenta de que me la das en cada sonrisa. Me das la vida y el alma en cada una de ellas.

La verdad, te haría eterno. Y a mi contigo, para disfrutar siempre de ti.
Quien tiene un padre tiene un tesoro. Un tesoro bien grande e inigualable. Cuantísimo vales, y lo que daría por verte así de feliz siempre.

No se cumplen años todos los días, así que hoy te regalo todo lo que tu me has dado y me has enseñado. Te regalo amor, cariño, humildad, lealtad, confianza. Te regalo mi vida sin ningún compromiso, como tú has hecho hasta ahora conmigo.

Esto es amor, quién lo probó lo sabe.
Eterno papá.

Laura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s