Voy a esperarte aunque no vuelvas del todo.

Hay personas en el cielo que tendrían que estar en casa.
Por la falta de personas que no dejo de pensarlas. Lloro, lloro sola, nadie lo hará conmigo. A las buenas todos son amigos, a las malas, yo sola contra el peligro.

Y es que nadie se va si aún se recuerda, pero joder, a veces me siento tan sola, que el silencio es alboroto para mis oídos.

La gente habla del cielo como si ya hubiesen subido. Hablan del infierno que en la vida han vivido.
Infierno y sacrificio es que mi padre trabaje doce horas seguidas para poder pagarme los estudios y ser alguien en la vida. Vida, quiero darle vida eterna a mi madre, ser ejemplo para mis hermanos y darle la paz a mi abuela que siempre se ha merecido. Por y para vosotros es todo lo que he conseguido.

Así que aprecia ahora lo que tienes, quizás mañana no puedas verles. Y tendrás que rellenar el vacío que causa una despedida.

No todas las estrellas están en el cielo, te echo de menos, abuela, baja aquí conmigo que te llevaré donde la Luna está llena de cosas buenas.
No he podido olvidarte, y si lo hice, no fue suficiente. El olvido tiene buena memoria cuando quiere.

Laura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s