Mátame lento, yo me encargo de calarte.

IMG_20150126_205255Cigarrillo asesino que me hizo recordarte un poco más. El tiempo es frío desde que no estas. También puede ser por el invierno, pero prefiero pensar que es por tu ausencia. En verdad me haces falta y cada día me despierto con la mínima gota de esperanza de que algún día volverás, pero el cigarro y yo sabemos que no es así. Si me vieras sentada en el suelo, con unas ojeras que me llegan a los pies. ¿Insomnio? Si prefieres llamarlo así… Yo lo llamo echarte de menos. Sueño, lágrimas y esperanza. Todo se acumula ahí, en mis ojos y al final tiene que salir…Con un cigarrillo entre los labios, cortados, calada tras calada. ¿Deprimente verdad? Pues esto para mí ya es rutina desde que no estás.

Amor; más asesino que el cigarro incluso. Llega, marca y, al cabo de un tiempo, se va. Mata de golpe, sin embargo el cigarro es lento y relajado. Tengo mono de ti. los cigarros no son nada comparado con la nicotina de tus labios, la mayor adicción. Mejor que el café, mejor que nada. Yo ya me había acostumbrado a ellos, y ahora que estoy obligada a dejarlos, los necesito. Supongo que me tendré que despegar de ti, buscarme otra adicción, otra droga con la que calmar esta necesidad que tengo de tu olor, de tus labios, de ti.

Cigarro, nos quedamos tu y yo solos. Mátame lento, yo me encargo de calarte. Lo mismo que hacía contigo, calarte fuerte, calarte hondo.

Anuncios

2 thoughts on “Mátame lento, yo me encargo de calarte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s